El desgraciado que ingreso al Paraiso

creative-photo-manipulation (5)

Su esposa se lo había dicho antes de salir de casa: «Ese no iba a ser un buen día». Era un extraño presentimiento que le rondaba por la cabeza hacía semanas. Su esposo convivía con el peligro y la muerte era muy posible en la disipada vida de su amado; cualquier día, podía ser el último que lo viera con vida. Pero esta vez, era distinto. Ella sentía un helado presagio, una nefasta premonición. Y ahora, el llamado telefónico le quitó cualquier duda. —¿Señora de López? —Ella habla. —Le hablo del departamento de justicia de la ciudad. Lamentamos comunicarle que su esposo, Héctor López, fue detenido esta mañana, mientras intentaba robar el Banco Central – el hombre continua sin pausa – usted sabe como operan las leyes en nuestro pais, por ser reincidente, no tiene derecho apelar un juicio justo. Sera condenado esta misma tarde.

La mujer deja caer el telefono, un escalofrio la recorre entera, mientras que siente que sus pies ya no la sostienen. “No debiste casarte con el, nunca fue un buen hombre.” le habia pronosticado su madre y hoy pagaba la factura por unamala eleccion y el desoir el consejo materno. Pero que fuera un delincuente, no disminuia el Amor que sentia por el. Hubiese preferido un abogado, un ingeniero o un albanil, pero no tuvo esa fortuna. Su esposo es un ladron y el gobierno lo acaba de apresar. No le habria asustado que estuviese privado de la libertad, ya habia pasado por esa situaicon antes. Lo dramatico es que esta vez no habria misericordia del juez, y la sentencia era inapelable. “Solicito todo el rigor de la ley, aplicando la pena de muerte inmediata.” habia pedido el fiscal a un tribunal con sed de justicia. Es que no iba a ser un buen dia, penso la mujer una y otra vez. No debio haberse levantado de la cama. “Su socio en las andadas tambien fue sorprendido en el lugar del hecho, y morira junto a su esposo”, le susurro una vecina a modo de desgraciado consuelo. De igual modo, ya no importa buscar culpables, lo cierto es que su esposo iba a terminar como ella lo habia sonado en tantas pesadillas: en la peor de las muertes, la mas avergonzante, la mas cruel, la muerte publica. La dama no puede despedirse de su Amado, es que los ladrones no cuentan con ese lujo, no hay piedad, humanidad ni ultimos deseos para los condenados a la pena maxima.

La dama se abre paso entre la multitud que exige justicia. Para muchos es un dia de loable justicia. Los delincuentes pagaran por sus crimenes.

El horizonte recorta tres cruces, la de su esposo, la de su compañero de fechorias y la de un desconocido. Ella conoce a su marido y al otro ladron pero le resta importancia al tercero. El cuadro es estremecedor. No la culpen por no llorar, ya gasto todas sus lagrimas en una vida miserable junto a quien le prometio Amor eterno y ahora cuelga de una cruz. Gritos, suplicas, latigazos, sangre, ira. No quiere mirar a su esposo, esta alli, pero prefiere no recordarlo asi. Solo observa el arido suelo, mientras la sangre surca la tierra entre los dedos de sus pies.

Uno de los ladrones, el complice de su esposo, insulta al desconocido de la cruz del medio. Y una voz conocida, casi imperceptible, se enoja. “Ni aun temes a Dios, estando en su misma condenacion?” La mujer esta sorprendida, su esposo acaba de salir en defensa de otro delicuente. Eso es ridiculo, si se tiene en cuenta que Hector Lopez pregonaba una filosofia: “Nunca te metas en la vida de los demás, cada uno aprenda a defenderse por si mismo.” Por eso ella no entiende. Su esposo jamas hablo por nadie ni puso la cara por desconocidos. “Acuerdate de mi cuando llegues a tu reino.” dice ahora. Era la inconfundible voz de su esposo, sin duda, implorandole al desconocido de la cruz central. “Hoy estaras conmigo en el Paraiso.” En la cruz se ruega piedad y no se prometen paraisos – piensa la mujer. Ella levanta la vista por primera vez. Quiza para mirar a los ojos de su esposo de nuevo o para entender el dialogo tan extrano que acaba de oir. El socio de su esposo sigue maldiciendo. El desconocido del centro pareciera un inocente que paga por algo que jamas cometio y no entiende como puede prometer paraisos y su esposo, su esposo…sonrie. No tendria que sonreir, no hay razones. Hizo de su vida un mundo miserable y pende de una cruz frente a miles de ciudadanos enojados. Pero Hector Lopez se encuentra con la mirada de su esposa y le dibuja una sonrisa. Un ultimo gesto de que todo estara bien, a pesar de todo. El gesto de los que se encontraron con la Gracia en el momento menos pensado. Ella tampoco sabe porque, pero presiente que su esposo finalmente encontro algo distinto. Supo que algo habia cambiado alli, a escasos metros de ella, en lo alto de la cruz.

Su esposo cuelga de un madero, pero en forma inexplicable, irracionalmente sonrie. Su esposo acaba de encontrarse con la gracia en el minuto final. Segundos antes de su encuentro con el verdugo inevitable: la muerte. Su esposo parece no pender de una cruz. Muere como si lo hiciese de viejo, en una cama caliente, rodeado de sus seres Amados. Hector a dejado de respirar, pero nadie se explica porque aun sonrie. La dama no entiende nada acerca de teologia, paraisos y redentores. Tampoco de religiones, santidad ni Biblias. Solo sabe que algo milagrosos acaba de ocurrir. Ella descubrio el secreto: si para encontrarse con el paraiso habia que venir a la cruz, valio el esfuerzo de haberse levantado. (Lucas 23:39-43)

Ahora quiero que me respondas algunas preguntas:

Cuantos coros de la iglesia aprendio Hector?
Cuantas veces escucho un sermon?
Que Libros de la Biblia conocia?
Cual era su llamado?
Y que me dices de su ministerio? Crees que tenia alguno?
Habia ayunado y entregado Ofrendas generosas?
Le predico a alguien acerca del Amor de Dios?
Vivio en Santidad?

Respondiste lo que creo?, pues dejame agregar que ademas te lo encontrarás en el cielo, junto a Moises, David y el ápostol Pablo. Damas y caballeros, eso es GRACIA; es la inmerecida bondad de Dios hacia cada uno de nosotros. La Gracia es lo que no nos merecemos, es un Regalo Divino. Estas en la cruz pero te sorprenden con un viaje al paraiso. Estas condenado pero recibes Milagros, Prosperidad y Bendicion. Mendigos que se transforman en Principes. Olvidados que marcan historia. Pecadores que entran al Cielo como Santos. Anonimos que engalanan la galeria de los Heroes. Todo por algo llamado Arrepentimiento. (El Codigo del Campeon – Dante Gebel )

Somo solo seres humanos salvos por Gracia.

Un simple desgraciado

Pocas cosas me confrontan el alma tanto como la GRACIA. Confieso que pase gran parte de mi vida buscando la santidad a toda costa: oracion, ayuno, sacrificios, diezmos, vigilias…lo que fuera para lograrlo, pero descuide una sola cosa: mi intencion. Un dia me propuse orar por tres horas, pero Dios sacudio mi vida al hacerme una simple pregunta: “Porque estas orando?” confieso que la pregunta me dejo consternado. “Porque debo hacerlo Padre, quiero agradarte.” A mi parecer mi respuesta era buena, logica y muy espiritual, pero Dios tiene una manera muy especial de ensenarte a vivir. “Te das cuenta? No lo haces porque quieres, sino porque “debes”. La santidad se ha convertido en un fin para ti, cuando tu unico fin deberia ser conocerme mas, mientras mas me conoces, mas YO te santifico. Quieres ser perfecto para lucirte, ser mejor que los demas y lo peor de todo, para ganarte el acceso al cielo. No te das cuenta Amado hijo que Yo ya pague en la cruz por ti? Tu intencion para ser santo no debe ser una ley que debes cumplir para “entrar al cielo”, debe ser para agradecerme que ya pague tu entrada al Cielo, y por eso me Amas y anhelas conocerme mas. Hijo Mio, mi Amado, tu no estas comprando Mi Presencia, Yo estoy contigo porque te Amo. Un corazon genuinamente interesado en Mi, eso es todo lo que te pido.” Fue demasiado. Un shock total para mi mente, tuve que sentarme y digerir una a una las palabras de Espiritu Santo. Las medite una y otra vez, hasta comprenderlas. Ese dia comprendi la GRACIA.

Habia convertido mi vida espiritual en un monton de “cosas que debia hacer para ser santo”, en vez de darme cuenta de que la vida espiritual se trataba de disfrutar la GRACIA de Dios sobre mi vida. Habia convertido mi vida en una desgracia, porque vivia SIN la gracia de Dios sobre mi. Era un simple desgraciado. Hasta que acepte la GRACIA Divina sobre mi vida, fui libre.

No se trata de lo que tu y yo hacemos, se trata de Su inmerecida bondad para con nosotros. Si el ser humano pudiera ser santo, o es mas, debiera ser santo para salvarse, porque era necesario el enorme sacrificio de Jesus en la cruz? Si pudieramos salvarnos a nosotros mismos, con oraciones, ayunos y ofrendas, porque era necesario Sacrificar un “Cordero perfecto y sin mancha”? Entonces orar, ayunar y diezmar es malo? NO, al contrario es algo MUY bueno; pero cuando haces algo solo porque “debes” hacerlo, has convertido el Amar a Dios en una regla religiosa que debes cumplir para “que te vaya bien”. Dios no quiere que solo sigas reglas, El quiere que lo AMES sobre todo, que realmente QUIERAS estar con El. Comprender esa realidad no solo te abre las puertas de un nuevo nivel de uncion sobre tu vida, sino que te da la anhelada Paz. Mi prosperidad NO depende de cuanto trabaje horas extras, de cuantas propiedades regale a los pobres o de cuanto me duelan las rodillas pidiendola, la Prosperidad es por GRACIA. Es solo el Amor de un buen Padre para Sus Hijos que le Aman y respetan.

prostrated

Arrepentimiento Genuino

1 Juan 1:9 “Si nos arrepentimos de nuestros pecados, El es Fiel y Justo para Perdonarnos y limpiarnos de toda maldad.”

Asi de sencillo. El arrepentimiento genuino abre las puertas de la Gracia Divina. Lo borra completamente. Lo olvida para siempre. Nunca te lo recordara. Cuando nos Arrepentimos, Dios nos Perdona completamente y nos BENDICE. Fallaste? Bien, no caigas en la trampa de querer “comprar” el Perdon de Dios, no existe tal cosa como eso. No te atrevas a menospreciar Su Bondad sobre tu vida. Te Arrepentiras con todo tu corazón y aprenderas a aceptar Su Misericordia, porque sera la unica manera de seguir adelante y obtener Victoria.

Un fornicario, pornografo, egocentrico y asesino puede ser Amado, Salvado y Usado por Dios. Me consta porque yo fui ese pecador.

Los Ayunos no son para provocar Milagros, son para Agradecerlos.
La Oracion NO es lo “que debes hacer para ser salvo”, es lo que haces porque anhelas conocer mas a Jesús.
El Diezmo NO es “la regla religiosa para Prosperar”, es la accion de Fe que muestra tu Honra al Todopoderoso.
Los Milagros NO son recompensas que muestran lo que tu haces; son Regalos de Amor que muestran lo que Dios hace.

Una vida Santa NO es producto de la cantidad de sacrificios, reglas y cosas que tu haces, es solo la consecuencia de hacer conocido personalmente a Jesús. El te santifica con Su Amor incondicional. Su GRACIA te hace Libre.

“Dame tu pasado, Yo lo limpiare por ti; dame tu corazon herido, Yo lo sanare y lo preparare para tu pareja idonea; dame tu enfermedad, ya no te pertenece; dame tu escasez y tu pecado, ya no los vas a llevar tu, ahora Yo los llevare por ti. Dame ese vicio, esa tentacion, ese problema, y no temas mas, Yo los cargare por ti a partir de ahora. Yo tomo tu culpa y tu condenacion para que tu seas Libre. En esa cruz tome tu enfermedad, tu escasez y tu pecado, y lo transforme en Sanidad, Abundancia y Vida. Acepta mi Regalo y se Libre. Solo dame tu vida tal y como esta ahora mismo y Yo te mostrare Mi Amor y Mi Gracia.” JESÚS.

Al Paraiso sin escalas

Lo que provoca Milagros NO se llama sacrificio, santidad, ni perfección; se llama GRACIA: la inmerecida bondad de Dios sobre ti. Vivir sin la GRACIA de Dios es impensable; ser salvo e ir al cielo sin Su GRACIA es imposible. Una vida sin GRACIA es una vida desgraciada. No importa que tan grotesca sea la carga de errores que llevas sobre tus hombros, ni esas incontables noches de lujuria que contaminaron tu mente y corazon, ni ese pasado tenebroso que prefieres ni recordar, ni mucho menos la cantidad de veces que has pedido perdon por lo mismo; hoy Jesús te abre el acceso al Paraiso. Viviras bajo Su proteccion, Amor, y prosperidad en la tierra y cuando llegue el dia de partir, iras al Cielo, sin escalas, sin desvios, directo al Paraiso, junto a Jesús. Arrepientete de corazón, genuinamente y acepta Su inmerecido Perdon sobre ti, acepta Su incondicional Amor sobre tu vida una vez mas, y deja tu pasado en el pasado. Es tiempo de que disfrutes el inmerecido Amor de Dios sobre ti. Es tiempo de descansar en el sacrificio de Jesús y NO en tus sacrificios. Y sobre todo, ya es tiempo de levantarte de la cama y pelear un round mas. El futuro te aguarda con un Regalo de Dios.

Ahora. Ve con Jesús, confia en Su GRACIA y empieza de nuevo.

Universidad del Amor

Diezmo y Ofrendas

Centro de Consejeria Integral

Eso que llamamos Amor

Despues de una sucia noche de lujuria

Deja tu comentario. Expresate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s