Todas esas cosas que el dinero SI puede comprar.

6863847117_ae384060a4_b

“El dinero puede comprarlo todo”.
“El dinero puede sacarte del lodo”.
Las palabras saciaron su alma.
Las palabras le trajeron una aparente calma.
Parecía ser la solución a sus problemas.
Parecía ser el hechizo mágico que seria su emblema.
Desde ese día se convirtió en su obsesión.
Desde ese día se convirtió en su mas alocada ilusión.
Deseaba tener todo lo que veían sus ojos.
Deseaba vivir una vida sin limites ni cerrojos.
Y el dinero parecía ser el saciador de todos sus antojos.

Soñó con ser millonario.
Soñó con tener algo extraordinario.
Tener dinero fue su máximo sueño.
Tener dinero fue donde puso su máximo empeño.
Pero el dinero nunca le era suficiente.
Pero el dinero nunca satisfacía sus sueños totalmente.
Mentiras, robos y venta de drogas.
Mentiras, tarjetas de crédito y prorrogas.
Hizo todo lo necesario para conseguir su anhelo.
Hizo todo lo que pudo, pero nada le trajo el consuelo.
Algo fallo.
Algo falto.

Hace mucho que no reía.
Hace mucho que se sentía en un callejón sin salida.
No entendía su situación.
No entendía el motivo de su brutal depresión.
¿Acaso no tenia todo lo que había deseado?
¿Acaso no tenia en su mano todo lo que había ganado?
Mansiones, automóviles y viajes.
Joyas, lujos y restaurantes.
Marihuana, videojuegos y prostitutas.
Celulares, discotecas y Google Glass.
Trabajo toda su vida para alcanzarlo.
Trabajo toda su vida para disfrutarlo.
Y sin embargo tenia un vació que nada parecía llenarlo.
Y sin embargo tenia un vació que nada parecía saciarlo.

Ahora estaba rodeado de objetos pero carente de afecto.
Ahora estaba rodeado de cosas pero nada parecía perfecto.
Faltaba el ingrediente clave.
Ese que convierte los sueños en realidad y la escasez en prosperidad.
Ese que nos llena de Felicidad.

Ahora esta desilusionado.
Ahora vive completamente estresado.
Buscando en todo lugar, algo que no este lleno de falsedad.
Buscando a alguien que pueda mostrarle la Verdad.
Pero el destino le tenia una sorpresa.
Pero el destino venia a liberarlo de las ideas suicidas de su cabeza.
Entonces ocurrió.

Una mujer frente a su mansión.
Una mujer que dijo que tenia que cumplir una misión.
Una mujer que aseguro tenia la solución.
Una voz desconocida.
Una voz que le hizo recuperar el control de su vida.
Le dijo que lo habían engañado.
Le dijo que el mundo lo había traicionado.
Le aseguro que el dinero no era la solución.
Le aseguro que Jesús era su única salvación.

“El dinero NO puede comprarlo todo”.
“El dinero NO puede sacarte del lodo”.
“El dinero es un sirviente maravilloso, pero si permites que gobierne sobre ti, te destruirá por completo.”
“El dinero puede comprarte una cama pero no el Descanso. Diversión pero no Felicidad. Sexo pero no Amor. Una casa, pero no un hogar.”
Los regalos mas caros y valiosos NO se llaman “iPhone”, “Joyas”, o “Automóvil”; se llaman “Tiempo”, Amor” y “Vida”.
“El dinero sin la cobertura de Dios no trae felicidad y se acaba rápidamente; el dinero con la cobertura de Dios trae felicidad y nunca se termina.”
“El dinero NO puede comprar lo mas valioso: Amor, Felicidad, Tiempo, Paz y Salvación; porque lo mas valioso, es un Regalo de Dios.”
Las palabras confrontaron su alma.
Las palabras le trajeron una genuina calma.

Soñó con conocer personalmente a Jesús.
Soñó con conocer personalmente la Luz.
Conocer a Dios fue su máximo sueño.
Conocer a Dios fue donde puso su máximo empeño.
Oración, ayuno y vigilia.
Oración, Iglesia y Biblia.
Hizo todo lo necesario para conseguir su anhelo.
Hizo todo lo que pudo para tener consuelo.
Y lo logro.

Ahora ya conoce la verdad.
Ahora ya no vive en un mundo de falsedad.
Ahora usa el dinero con sabiduría y honestidad.
Ahora disfruta al máximo la verdadera prosperidad.
Ahora esta rodeado de objetos pero también tiene afecto.
Ahora esta rodeado de cosas y todo le parece perfecto.
Ahora conoce el ingrediente clave.
Ese que convierte los sueños en realidad y la escasez en prosperidad.
Ese que nos llena de verdadera Felicidad.
Ese que nos da Paz, Amor y todo lo que el dinero no puede comprar.
Ahora conoce a JESÚS.

“Dios todopoderoso, gracias por recordarme la verdad acerca del engaño de las riquezas, ahora comprendo que la verdadera prosperidad viene de ti y no del mundo, y no se basa en mi trabajo sino en tu Amor por mi. Entrego mi vida a Jesús, salva Señor por favor mi economía y cúbrela con la Cobertura de Dios, hablare diariamente contigo Precioso Espíritu Santo, necesito Tu sabiduría sobre mi vida económica. Amen”

Sigue leyendo: Dios NO esta muerto, Profecía Divina 2014 y Consejo y Oración.

Fotografía del post propiedad del fotógrafo LensaKreatifPhoto en Flickr.

Screenshot_43

boton-donar

Deja tu comentario. Expresate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s