Entre el amor gay, el idóneo y el Divino.

Existen varios tipos de amor: el amor al prójimo, el amor de pareja y el amor Divino, y diferenciarlos es la clave para restaurar el área emocional y sexual del ser humano en el siglo 21.

Desenmascarando al “amor”

Dios nos ordenó amar a todos, pero nunca menciono el tener sexo con todos. La ley Divina separa cuidosamente los distintos tipos de relaciones humanas para que podamos disfrutar a plenitud ser amados por nuestra familia, por nuestra pareja y por Él, y poderles corresponder dicho amor, la ignorancia acerca en este sencillo tópico ha sido aprovechada por satanás para engañar y maldecir a miles que buscando “aprobar” el amor han aprobado el pecado.

Yo amo a mi mama y amo a mi esposa, pero no del mismo modo. De igual manera amo a Stephen Hawking y amo a Dios, pero obviamente no del mismo modo. El amor al prójimo es completamente distinto al amor de pareja y al amor Divino, y el pretender “mezclarlos” esta destruyendo el corazón y espíritu humanos. Yo amo a mi mama, a mi esposa, amo a Stephen Hawking y a amo profundamente a nuestro Creador, pero esta de más decir que no del mismo tipo de amor.

Cuando Jesús nos ordenó “ama a tu prójimo como a ti mismo” no estaba diciendo “tengan sexo con todos”, ni tampoco formen pareja con todos, ni mucho menos amen a todos más de lo que aman a Dios; es extremadamente sencillo: el Amor al prójimo es para todos, el Amor de pareja (sexual) es exclusivo entre hombre y mujer, y el Amor Divino (espiritual) es exclusivo entre Dios y nosotros. 

Amando a tu prójimo

El amor al prójimo es una acción que debería afectar a todo el mundo de nuestro alrededor. No se trata de sexo, se trata de hacer un sacrificio en favor de alguien mas. Compartir, ayudar, escuchar, cuidar, son verbos que ejemplifican a este amor. Incluye a tu familia, amigos, enemigos, compañeros de trabajo y vecinos. 

“Ama a tu prójimo como a ti mismo(a).” JESÚS.

Ejemplos prácticos: 

Donar comida a los niños de áfrica.

Ayudar a un anciano a cruzar la calle.

Escuchar y aconsejar a una victima de bullying.

Compartir la buena noticia de salvación por medio del arrepentimiento y la fe en Jesús.

 

Amando a tu pareja

El amor a tu pareja es una acción exclusiva para tu pareja idónea. Se trata de placer sexual, pasión erótica, romanticismo y anhelo de formar una familia con descendencia. Incluye sólo a la persona del sexo opuesto que Dios diseño para ti. 

“¿No habéis leído que aquel que los creó, desde el principio los hizo hombre y mujer? Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y serán una sola carne.” JESÚS. 

Ejemplos prácticos:

Tener una cita romántica con miras a formar una pareja.

Tener sexo.

Juegos eróticos apasionados.

Formar una familia. 

Amando a Dios

El amor a Dios es un acto de adoración a tu creador. El amor Divino se trata de adoración, rendición, honra e intimidad espiritual. Incluye exclusivamente a Dios, tu creador.

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, mente, alma y fuerzas…a Él adorarás y a Él solamente servirás.” DIOS. 

Ejemplos prácticos:

Obedecer los mandamientos de Dios

Honrarlos con nuestros diezmos

Apartar tiempo para adorarle rendidos a Sus pies

Amor es amor

Pretender usar el amor de pareja para amar al prójimo produce los pecados del adulterio, homosexualidad, bisexualidad, poligamia y pedofilia. Pretender usar el amor Divino para amar a nuestra pareja produce el pecado de la idolatría. Debemos amar a todos conforme Dios nos enseña, de tal manera que recuperemos la bendición de nuestra tierra y evitemos la maldición, miseria y muerte que han provocado nuestros pecados emocionales y sexuales por tantos siglos.  

Recordemos que el hecho de que Dios nos ama no es sinónimo de “dejarnos hacer lo que se nos pegue la gana”, sino que Su amor se manifiesta en que siendo todos nosotros pecadores, Dios nos ama a todos por igual, por lo que quien se arrepienta y crea en Jesús, vivirá eternamente. El amor es amor y el pecado es pecado. 

Suscribete para recibir mis nuevos articulos en tu Email

suscribirse_boton

Quiero apoyarlos con un Donativo

DONAR

Sigue leyendo: Eso que llamamos “Amor”, y ¿Alejandro Rivas?.

Deja tu comentario. Expresate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s