De feminista a hija de Dios.

Me llamo Francheska
El mundo…
Me dijo que yo era demasiado sensible..
Me dijo que yo era demasiado irreprensible.
Me dijo que por eso yo era fácilmente destruible.
Y me aseguró que con la actual mujer del siglo 21 yo no era compatible.
Y yo le creí.

Me dijo que debía ser mas liberal sexualmente.
Me dijo que debía ser mas indecente.
Me dijo que debía comportarme mas alocadamente.
Me dijo que solo así sería feliz realmente.
Y me aseguró que así era la mujer actual e inteligente.
Y yo le creí.

El mundo…
Me dijo que yo era demasiado romántica.
Me dijo que yo era demasiado fanática.
Me dijo que pretender imitar a Jesús era una cosa demasiado drástica.
Y me aseguro que para el sexo moderno debía ser mas lesbica y orgiástica.

Me dijo que las emociones son para débiles niñitas.
Me dijo que vestirse femeninamente era cosa de abuelitas.
Me dijo que el Amor y el sexo son áreas que se manejan bien separaditas.
Y me aseguró que si quería atraer a alguien debía ser muy delgadita.
Y yo le creí.

El mundo…
Me dijo que el Amor es una tontería.
Me dijo que no debía por nadie doblar rodilla.
Me dijo que la pornografía era mi mejor amiga.
Y me aseguro que la bisexualidad era sólo una sexy alternativa.
Y me aseguró que fumar marihuana me haría ver moderna y activa.
Y me juro con todas sus fuerzas que si quería triunfar debía ser muy orgullosa y altiva.

Me dijo que lo mas cool era modificar mi cuerpo.
Me dijo que lo máximo era aumentar mis curvas y ocultar mi sentimiento.
Me dijo que enviar nudes me haría una estrella del firmamento
y que ser feminista y usar ropa “sin género” era la moda del momento.
Me dijo: “Mas provocativa que todas las demás.”
Me dijo: “Lo mejor es que nunca te vean derramar lagrimas por nadie más”
Y yo le creí.

Cambié mis dulces emociones por frías sensaciones.
Cambié mis cariñosas acciones por áridas discusiones.
Transformé a la niñita decente en una sexy agénero rompecorazones.
Desgasté mi corazón y cuerpo en múltiples colchones.
Cambié el matrimonio por unión libre y otros sinsabores.
Y evité tener hijos usando muchos condones.

Cambie mi manera de pensar.
Cambie mi manera de Amar.
Deje de ser yo para ser “otra persona”.
Deje de ser Francheska, con tal de poseer el titulo de “mujer” y una falsa corona.
Anhelaba desesperadamente una mujer del siglo 21, llegar a ser.
Y me convertí en la “lady gaga” que el mundo me aseguro que yo me debía parecer.

Pero mi corazón estaba muriendo por falta de amor y vida.
Y continuaba sintiéndome en un callejón sin salida.
Y seguía sintiéndome completamente insatisfecha y confundida.
Y mi alma estaba completamente destruida y vacía.

¿Qué fue lo que pasó…?
Hice todo lo que el mundo me dijo tal cual.
Hice todo lo que se supone debía hacer para ser sexy, inteligente y actual.
Llegue a pensar que esta realidad era todo lo que había.
Llegue a suponer que la felicidad para mi sencillamente no existía.

Pero Alguien dentro de mi, susurró a mi oído.
Y me mostró la verdad de lo que me había convertido.
Y me mostró como habían manipulado cada uno de mis sentidos.
Y me devolvió a la Francheka que el mundo pensó haber destruido.
Y me devolvió a la Francheska que pensé había desaparecido.

La inconfundible Voz de Dios, me dijo:
“¿Porque luchas en contra de quien realmente eres?”
“¿Porque pretendes amoldarte a estándares que destruyen el poder y belleza que tienes?”
“¿Porque pretendes imitar a personas que tampoco son felices?”
“¿Por qué intentas complacer a un mundo siguiendo estúpidas humanas directrices?”
“¿Por qué apoyas la pornografía y la homosexualidad, sabiendo que eso te destruye con creces?”
“¿Por qué destruyes tu inteligencia y salud contaminando tu cuerpo con marihuana y estupideces?”
“¿Por qué desgastas tu corazón revolcándote con cualquiera en abominables posición sexuales?”
“¿Por qué prostituyes partes de tu cuerpo desnudo en chats y redes sociales?”
“No destruyas tu femenidad con feminismo o ropa “sin género”, pues tu meta no es igualar al hombre sino complementarlo por entero”.
“Las emociones no son cualidades malas que te debilitan, sino cualidades Divinas que como Mi hija te identifican.
“Guarda tu corazón de odio, miedo y orgullo, pero no lo guardes del Amor porque de él nace la vida como un capullo.”
“Tu identidad no la sabe el mundo, pornografía, música, moda ni ningún aclamador, tu identidad sólo la sé Yo tu Creador.”

“La clave del progreso no es igualar géneros, sino lograr que el hombre cumpla su propósito de hombre y la mujer su propósito de mujer.”
“Te Amo profundamente, arrepientete y cree en Jesús y todo va a estar bien.”

Sus palabras me volvieron a la realidad.
Sus palabras me devolvieron la felicidad.
La palabra de Dios cambio mi feminismo por femenidad.
La palabra de Dios me devolvió la autenticidad.
Dios cambió mi falso concepto de igualdad.
Y creer en Jesús me hizo una Mujer de verdadera actualidad.

¿Quieres entender el propósito de ser Mujer? inscríbete a dos clases gratuitas del curso bíblico online “Las Evas del siglo 21”. Envíame tu email:

 

 

 

Deja tu comentario. Expresate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s