4 revelaciones bíblicas y científicas sobre adán y eva, y la serpiente que habla.

Existen cuatro secretos invaluables revelados en Genesis sobre la controversial pareja idónea de Adán y Eva, que podrían cambiar la manera en la que comprendemos la creación y la vida:

1. Adanes y Evas

Dios creo millones de peces, no un único pez hembra y un macho; Él creó miles de aves, no un única ave hembra y un ave macho. También creó miles de mamíferos y reptiles, no un único león y una leona, o una único mono y una mona. Así mismo, Él creó miles de seres humanos, y no únicamente a un hombre y una mujer. Adán y Eva son símbolos de la creación global del hombre y la mujer. 

La Escritura nos cuenta que Caín le dice a Dios después de ser exiliado a causa de asesinar a su hermano Abel: “Hoy me has arrojado de la superficie de la tierra, y de Tu presencia me esconderé, y seré vagabundo y errante en la tierra. Y sucederá que cualquiera que me halle me matará.” Entonces Dios le dijo: “No será así, pues cualquiera que mate a Caín, siete veces sufrirá venganza.” Y el Señor puso una señal sobre Caín, para que cualquiera que lo hallara no lo matara. Y salió Caín de la presencia de Dios, y habitó en la tierra de Nod, al oriente del Edén. Y conoció Caín a su mujer, y ella concibió y dio a luz a Enoc.” | Génesis 4:14-17

Caín hablaba de otros seres humanos y temía de ellos pues nunca se había separado de su familia, Dios le garantiza protección, y Caín se va a otra área geográfica, y allí conoce a su mujer, su pareja idónea. Definitivamente habían muchos “adanes” y “evas”, por lo que nunca hubo un “incesto”, los hijos de Adán tuvieron a disposición miles de mujeres para formar un hogar, así mismo las hijas de ellos tuvieron miles de hombres a su disposición para formar familia. 

2. El árbol del conocimiento mega avanzado

El arbol del bien y del mal simboliza el acceso a un nivel de conocimiento que aún no estamos listos para manejar. Conocer lo bueno y lo malo no es un tema de niños, sino de DIOS. Existe conocimiento natural, conocimiento espiritual (del espíritu) y conocimiento de lo bueno y malo (del alma); al comer de este fruto Adán no se hizo más inteligente ni mas espiritual, sino accedió a un nivel de conocimiento Divino y muy avanzado que el ser humano aún no puede manejar.

El problema es nuestro actual concepto de “conocimiento”, pues este fruto del bien y el mal no nos enseñó conocimiento cerebral sino conocimiento almatico, este conocimiento no afecto nuestro cerebro sino nuestra alma, pues no se trataba de entendimiento sino de percepción de la cosas: podemos ver algo y no notar nada extraño, hasta que “entendemos” el morbo detrás de lo que estamos viendo, ese “conocimiento” cambia la percepción de todo. Este fruto nos “despertó” de niños inocentes a humanos morbosos. Es como si tuvieramos una burbuja alrededor que protegiera nuestra alma, y de pronto esa burbuja fuera destruida dejando nuestra alma expuesta a algo que no estaba aún preparada para administrar. Es como abrir un libro con una temática que aún no estamos listos para comprender, asimilar y poner por obra. 

La maldad no es algo exterior sino algo interior, algo que nace de un alma corrompida por el fruto del conocimiento del bien y del mal. 

Dios puede enseñarnos lo que es bueno y malo porque Él SABE lo que es bueno y malo. Una cosa es saber lo que es malo pero tener la capacidad de no hacerlo y otra cosa es saberlo y no poder evitar hacerlo. De igual forma como el arbol de la vida era el ACCESO a la vida eterna, el arbol del conocimiento de lo bueno y lo malo era el ACCESO a un nivel mega avanzado de conocimiento.

3. Una serpiente muy diferente

Dios diseñó un animal con una capacidad cerebral un poco mayor que el resto de animales del campo, (por eso la Escritura afirma que era “más astuto” y “pícaro” que los demás animales), además lo hizo muy largo con extremidades o alas, y Adán le llamó “serpiente”. Al ser castigada por Dios por haber influenciado a Eva a comer del fruto prohibido, es maldecida y rebajada de nivel, ahora sería la mas baja entre todos los animales del campo, perdería sus extremidades y se arrastraría sobre el polvo de la tierra. | Genesis 3 

La serpiente no era como lo es hoy, pues el arrastrarse sobre su pecho fue parte del castigo por engañar a Eva, por lo que antes del castigo seguramente se alzaba sobre patas, pies, alas o algo distinto, y Dios le habría dado el don de una capacidad cerebral un poco mayor que el resto de animales de la creación, así que podía hablar, pues el habla no tiene que ver con tener boca sino con la capacidad cerebral requerida para articular palabras. El conflicto que tenemos con la Biblia radica en que pretendemos comprenderla basados en nuestra actualidad presente y no basados en la realidad de ese momento Bíblico. Así como apocalipsis nos muestra un futuro que aún no conocemos, Genesis nos muestra un pasado que ya no existe, pues Génesis representa un lugar PERFECTO donde el diseño de Dios reinaba, y el mundo aún no estaba fracturado por el pecado.

Despúes del pecado original un animal bendito mejor que los demás, se volvió maldito inferior a todos; una mujer que debía dar a luz sin dolor y ser compañera idónea del hombre, se volvió una mujer gobernada por el hombre que sentiría dolor en sus partos; y un hombre dueño de la creación se volvió el fatigado trabajador de una creación maldita que le daría espinos y cardos.

La serpiente no es un elemento simbólico de Genesis, ni el diablo encarnado en un animal, pues si fuera así, el castigo hubiera sido para el diablo y no dirigido directamente hacia un animal con caracteristicas específicas: “Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar”, es evidente que el regaño y el castigo fueron dirigidos a los tres “participantes” del pecado orginal: la serpiente, la mujer y el hombre.

4. La “resurrección” del paraíso

El envejecimiento y la muerte no son “naturales” sino antinaturales. En el diseño Divino no existía el concepto de enfermedad, dolor, envejecimiento ni muerte, esos conceptos son fruto del pecado original.

Dios diseñó un ser humano sano, libre de dolor y con acceso al arbol de la Vida para que comiendo de él viviera eternamente en la tierra, pero el día del pecado original todo cambió: el dolor apareció, y la sentencia Divina fue dada: “sufrirás hasta que vuelvas a la tierra, pues polvo eres y al polvo volverás” Genesis 3:17-24, dolor, envejecimiento, enfermedad y muerte, todos contenidos en la consecuencia de nuestra desobedencia. Desde ese día nuestra vida tendría un principio y un fin, rodeado de miseria, enfermedad y envejecimiento. Pero el amor de Dios nos abrió nuevamente el acceso al paraíso al enviar a Jesús, ahora quien cree en Él resucitará un día para vivir el mismo maravilloso y perfecto Genesis que un día perdimos.

Jesús restauró el Génesis, ese era Su misión Divina, restaurar el plan de Dios perdido en el paraíso. Por eso en Su nombre volvemos a ser sanos, cambia nuestra tristeza en gozo, nuestra miseria en prosperidad y nos da vida eterna. Todo lo que perdimos en el paraíso. 

Apocalipsis terminará con un nuevo Génesis, un reinicio donde nuevamente seremos Adanes y Evas sanos, sin dolor, y sin muerte, un nuevo Génesis, literalmente.

Libro digital “La realidad de Dios” | Más información

¿Te gustaría que predicara en tu Iglesia? escríbeme a pastoralejandrorivas@outlook.com

Un comentario sobre “4 revelaciones bíblicas y científicas sobre adán y eva, y la serpiente que habla.

Deja tu comentario. Expresate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s