Alma, cuerpo y espíritu, explicado bíblica y científicamente

¿Somos almas con cuerpos o cuerpos con espíritus? ¿qué es el alma y qué es el cuerpo? es tiempo de respuestas bíblicas y científicas:

ALMA

“Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.” Génesis 2:7

El problema inició con las diversas traducciones de la expresión “Soplo de Dios”, pues la palabra del original hebreo significa “aliento”, “soplo”, “vida”, “espíritu”, “fuerza vital” y “alma”, por lo que en algunos lados de la escritura está traducida como alma, otras como espíritu y aún otras como aliento, haciendonos pensar que se trataba de algo distinto cada vez, pero siempre es el mismo soplo de vida ocurrido en Génesis, la clave está en comprenderlo espiritualmente: el soplo Divino no le dió vida al barro, sino que ese soplo Divino le dió morada al ser humano.

El soplo de Dios no es un simple soplo, ese soplo fue el “vehiculo” por el cual Dios nos “inyectó” en esta morada-hogar llamada cuerpo. Imagina que quieres analizar tu saliva en un laboratorio, por lo cual “escupes” tu saliva en un recipiente de vidrio para tal efecto, bien, la escupida fue solo el “vehiculo” por el cual se “introdujo” al recipiente tu saliva; asi mismo el Soplo Divino fue el vehiculo por el cual se introdujo el ser humano a su hogar llamado cuerpo, volviendolo así un alma viviente. Cuando Dios formo barro de la tierra no estaba formando directamente al ser humano, sino estaba (y he aqui la clave de todo) formando un “hogar” para su nueva creación llamada ser humano. La traducción literal de la creación en génesis bien podría ser: “Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz un alma, y fue el hombre un ser viviente.” Génesis 2:7

Somos almas habitando una morada llamada cuerpo. Es interesante que eso que llamamos “alma” o “aliento de vida” sea analizado por la ciencia, lo paranormal y la Iglesia, pero la base del problema teológico-científico relacionado al alma y a la vida después de la muerte radica en nuestro concepto humanizado de lo que es “vivir” y de lo que es un “soplo de vida”, por eso la Escritura nos advierte que no podemos entender naturalmente las cosas espirituales, pues tenemos que desarrollar inteligencia espiritual para entenderlas.

La Biblia habla de cuerpos como “moradas”, es decir “hogares”, tan importante es nuestra morada-hogar que aunque la morada física llamada cuerpo se hace polvo, el aliento de vida vuelve a Dios a habitar en otra morada preparada por Jesús para quienes creen en Él, por lo que obviamente hay “vida” después de la muerte, pero no el estilo de vida que vivimos en la tierra. Compáralo con los actos de dormir o con la condición cientifica de hibernación inducida: estás vivo, tus pensamientos han perecido, estás inconsiente pero estás vivo en espera de ser resucitado. Eclesiastes 3:20 y 12:7; Juan 14:2-3, Juan 11:11-14 y Juan 5:25-28 y Daniel 12:2

ESPÍRITU

“El primer Adán, fue hecho alma viviente. El último Adán, Espíritu que da vida… Y tal como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial.” Romanos 8

¿Has notado que la Biblia sólo menciona el cuerpo físico y el alma, hasta que Pablo habla en el nuevo testamento de esa tercera identidad llamada “Espíritu”? Antes de Cristo traiamos la imagen terrenal de adán, después de Cristo podemos traer la imagen celestial de Cristo por medio de Su Espíritu.

A veces no dimensionamos lo que realmente hizo Cristo en la cruz, pero Él formó un nuevo hombre, antes de Cristo sólo teniamos alma y cuerpo: el cuerpo volvía al polvo, y el alma “hacia arriba” con Dios….hasta que Cristo ascendió al tercer Cielo y nos envió al Espíritu de Dios, entonces podemos ser tripartitos.

Es tan VITALMENTE NECESARIO que el ser humano sea “bautizado” espiritualmente que Jesús ordenó a Sus discípulos que no se movieran y ni siquiera salieran a predicar HASTA QUE ESPÍRITU SANTO los bautizara con Su poder. Después del Pentecostés los discípulos ya no eran los mismos, ahora tenián el poder de Dios, habían nacido espiritualmente, ahora eran seres tripartitos. Antes de Cristo traiamos la imagen terrenal de adán, después de Cristo podemos traer la imagen celestial de Cristo por medio de Su Espíritu.

Nacimiento espiritual

“Y aconteció que Pablo, llegó a Efeso y encontró a algunos discípulos, y les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le respondieron: No, ni siquiera hemos oído si hay un Espíritu Santo. …Y cuando Pablo les impuso las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo, y hablaban en lenguas y profetizaban.” Hechos 19

Nota bien el asunto: Pablo halló Creyentes sin el bautismo del Espíritu. Hay Cristianos que no han sido bautizados espiritualmente por Espíritu Santo. El creer en Jesús y ser bautizados espiritualmente por Espíritu Santo, son dos eventos SEPARADOS. Si bien es cierto que puede darse el caso de que al momento mismo de creer en Jesús seas bautizado espiritualmente, también puede darse el caso de que no sea así. No todos los creyentes han nacido de nuevo espiritualmente, por eso no vemos poder ni transformaciones ni victorias sobre el pecado pues sólo los seres humanos tripartitos pueden acceder a la realidad espiritual en la cual vivimos y mostrar los frutos del Espíritu, pues sin haber nacido de nuevo espiritualmente eso es imposible.

¿Cómo nacer de nuevo? Pide a Dios que envie a ti Su Santo Espíritu (Lucas 11:11-13). Dios decide el cómo y cuando: sea el día de tu bautismo en agua (Mateo 3:13-17), cuando estés orando a solas en tu habitación, cuando estes en un grupo bíblico (Hechos 21:13), por la imposición de manos de alguien que ya haya nacido de nuevo (Hechos 8:17 y 19:6), el día en que Crees que Jesús es el Mesías e hijo de Dios, o de una manera nueva que Dios quiera. Nacer de nuevo te vuelve tripartito.

CUERPO

“Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” 1 Tesalonicenses

Es interesante que muchos acepten que es importante cuidar nuestra alma, pero no le ven valor a cuidar nuestro cuerpo, y sin embargo tanto el alma como el cuerpo y el espíritu son VITALES. Tu cuerpo es IMPORTANTE. Es Templo de Espíritu Santo. Dios nos ordena no dañar nuestro cuerpo bajo ninguna circunstancia. 1 Corintios 3:17

Imagina que Dios te diseña un hogar, una preciosa mansión para que habites toda tu vida. Es lujosa, comoda, única, es una morada simplemente perfecta. Bien, ¿la cuidarías o la desuidarías argumentando que “es sólo una casa” y lo importante es lo espiritual? Aquellos que no cuidan su cuerpo es porque no han dimensionado que el cuerpo es la morada que Dios diseño CON SUS PROPIAS MANOS para darte un hogar en la tierra. Y aún más: tu cuerpo Dios lo quiere usar como Su Templo para habitar en él. Y aún todavía más: Cuando resucitemos nos será dado un nuevo cuerpo glorificado, bien, ¿cuidarás ese cuerpo o argumentarás que no es importante prestarle atención? Cada morada que Dios nos dá con amor debemos cuidarla, sea cuerpo físico, sea cuerpo glorificado o cuerpo celestial.

Jesús cuido Su Cuerpo al máximo para presentarlo puro y sin mancha como sacrificio SANTO. Su ofrenda fue Su mismo Cuerpo, NO fue Su Alma o Espíritu. Entre mas saludable este tu cuerpo mas fácilmente podrás pasar tiempo en Su Presencia sin dormirte y sin fatigarte. Llegara el día en que tengas que cuidar tu Cuerpo, algo te obligara a hacerlo: presión alta, tu luna de miel, practicar un deporte, evitar un infarto, o presentarle a Dios como un Templo Agradable a El. Cuidar tu Cuerpo NO es sinónimo de vanidad, es sinónimo de ADORACIÓN y AMOR a Dios. 

Conclusión

Cuerpo: es la morada temporal donde habitamos hasta que Dios nos llama a Su presencia.
Alma: todos nosotros somos almas (alientos de vida) habitando moradas físicas llamadas cuerpos.
Espíritu: es parte del mismo Espíritu de Dios habitando en aquellos que han nacido de nuevo.

Somos bipartitos hasta que nacemos espiritualmente por Espíritu Santo, haciendonos tripartitos.

¿Quieres entender el mundo espiritual? inscríbete a una clase gratis del curso bíblico online “Experto en realidad espiritual”. Envíame tu email:

 

Aprende más con el libro “La realidad de Dios” | más información

Deja tu comentario. Expresate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s